Nora Castañeda: un legado para toda la vida

A siete años de su partida, sus enseñanzas siguen en nuestro quehacer

(Prensa Banmujer/16-05-2022)-. Nora Castañeda, madre, esposa, trabajadora y luchadora, asumió la presidencia del Banco de Desarrollo de la Mujer (Banmujer) el 8 de marzo de 2001, y desde allí, se mantuvo a la cabeza de numerosos programas financieros, pensando siempre en el bienestar de la mujer venezolana.  Castañeda se enfrentó abiertamente contra el modelo neoliberal, el cual ha deshumanizado a las trabajadoras y los trabajadores. Gracias a la labor de visibilizar el rol protagónico de la mujer dentro del aparato productivo, Castañeda se convirtió en pieza fundamental dentro de la Revolución Bolivariana.

Fue una reconocida economista y docente, egresada de la Universidad Central de Venezuela (UCV), y  desde muy joven, durante los años 80 y 90, fue militante en los movimientos de mujeres, garantizando la igualdad de los derechos del pueblo mujer.

El Comandante Hugo Chávez la nombró presidenta de Banmujer luego de su creación; y  con perspectiva de género, lideró la institución creada con el fin de garantizar y visibilizar los derechos económicos de las féminas dentro de sus comunidades.

Es por ello, que es necesario destacar que el Banco de Desarrollo de la Mujer, es una institución pública que ha facilitado el acceso a los servicios no financieros, así como los financiamientos a mujeres en condiciones de pobreza extrema. En una de sus tantas conferencias, Nora señaló que “la economía debía estar al servicio de los seres humanos y no los seres humanos al servicio de la economía”, explicando así, la relevancia de las relaciones económicas dentro del proyecto revolucionario.

Al cumplirse hoy un año más de su partida física, el legado de Nora Castañeda se mantiene vigente en cada una de las mujeres que luchan día a día por una economía feminista al servicio del pueblo y la mujer venezolana.