Petra Galarraga: procesando y cosechando el cacao contribuimos con el desarrollo de Venezuela

Lunes, 09 de Mayo de 2016

La señora Petra Galarraga de Brito es artesana, trabaja el cacao desde muy niña. Este oficio, aprendido de su abuela, le ha conferido premios a nivel nacional para catalogarla como Patrimonio Cultural del estado Miranda.

El conocimiento adquirido con este rubro, comenzó en San José de Barlovento, allí en una finca familiar y con un molino aprendió a elaborar bolitas de chocolate. “Nosotros siempre hemos sido creyentes de la siembra, esta nos da los mejores frutos y la estabilidad económica que necesitamos” mencionó.

Referencia nacional por sus cualidades en el arte del cacao, Petra nos cuenta “participé en la elaboración de la moneda de chocolate más grande del mundo, necesitaban el relleno y yo junto a mis hijos, elaboramos más 800 kilos de chocolate, esta moneda fue de muy buena calidad” recordó.

La materia prima proviene de su plantación de 30 hectáreas de cacao cercana al pueblo barloventeño, el sembrado, mantenimiento y cosecha de las plantas está a cargo de sus hijos. Cuando Doña Petra comenzó todo el proceso se realizaba manualmente: desgranar la mazorca, el secado, el descascarado,el molido, el prensado de la semilla, el batir de la mezcla, un arduo trabajo.

“Yo soy una referencia del cacao, de todas partes del país vienen a buscarme para comprar chocolates, para conocer el trabajo que desempeñamos en nuestra empresa familiar. Le digo a mis hijos que no paren, la siembra siempre da los mejores frutos” dijo.

Doña Petra presenta sus productos en exposiciones y ferias. Dictó talleres en diferentes comunidades del sector, en el INCES y en la Universidad.

“Las mujeres no necesitamos estar pidiendo, cultivando no nos hace falta nada, nosotras procesando y cosechando el cacao contribuimos con el desarrollo de Venezuela”.

Así como Doña Petra, muchas mujeres patriotas ejercen la agricultura como modo de vida, una vida más sana, una vida sustentable. Esta nueva política productiva coloca a las venezolanas y venezolanos como motor en el desarrollo del país.