Ministra Carolys Pérez denuncia ante la ONU las medidas coercitivas aplicadas contra Venezuela

Prensa MinMujer

 

Como parte de su participación en la Reunión de Alto Nivel por la conmemoración del 25º aniversario de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, la ministra del Poder Popular para la Mujer y la Igualdad de Género, Carolys Pérez, destacó que la República Bolivariana de Venezuela, sigue apegada a la Constitución de 1999 que incorpora lo más avanzado del marco jurídico internacional en materia de igualdad y equidad de género, a pesar de las medidas coercitivas unilaterales impuestas.

 

En este tiempo se le ha dado prioridad a la inversión social, alcanzando al 75% del presupuesto nacional (2019), incidiendo en:

                                                                                                                          

  1. La disminución de la feminización de la pobreza: Se han construido en 20 años 3.699.438 viviendas. El porcentaje de hogares en pobreza extrema estructural, medida por necesidades básicas insatisfechas (NBI), disminuyó a 4% en el año 2019.
  2. En Venezuela desde 1999 se garantiza el derecho a la educación gratuita y universal a todos los niveles, contando con una de las mayores matrículas universitarias de la región, donde más del 60% son mujeres.
  3. En materia de salud se universalizó al acceso a la misma, y a pesar del bloqueo criminal que se nos ha impuesto, su capacidad queda demostrada al ser nuestro país uno de los países de la región con mejor y mayor control del Covid-19
  4. En cuanto a los Mecanismos institucionales para el adelanto de la mujer, en 1999, nace el Instituto Nacional de la Mujer que celebra sus 21 años de existencia en el marco del Aniversario de esta Plataforma, posteriormente el Banco de Desarrollo de la Mujer, y en 2008 el Ministerio del Poder Popular para la Mujer y la Igualdad de Género
  5. En materia de participación de las mujeres, el 72% de las organizaciones sociales y territoriales siguen siendo dirigidas por mujeres empoderadas.

 

En su discurso también expuso que desde el año 2015, Venezuela sufre un bloqueo económico-comercial generado por un conjunto de medidas coercitivas unilaterales impuestas por los Estados Unidos.

 

Por lo cual en nombre de las mujeres venezolanas, “exigimos reconocimiento y respeto al derecho internacional, denunciamos las ilegales medidas coercitivas impuestas contra nuestro país, y convocamos a la comunidad de naciones a condenar que los alimentos y las medicinas sean utilizados como instrumento de presión política contra naciones soberanas”, sostuvo la ministra Pérez.

 

Destacó que en nombre del presidente de la República, Nicolás Maduro, se ratifica el esfuerzo por sostener el Sistema de Protección Social que ha permitido contener los ataques sistemáticos contra Venezuela, que afectan principalmente a la población civil, y de forma diferenciada a las mujeres y a las niñas.

 

Por último abogó por una nueva normalidad que nunca más ponga en riesgo el derecho a la paz de las naciones y de los pueblos.