Eumelia Hernández

El 17 de septiembre de 1990, falleció la heroína revolucionaria, Eumelia Hernández, quien tras la muerte del dictador Juan Vicente Gómez en 1936, se incorporó a diversos movimientos de mujeres y obreristas para iniciar una lucha por los derechos de la mujer venezolana y de la clase obrera; lucha, a la que se dedicó hasta el fin de sus días.

 

Eumelia se desempeñó como trabajadora del calzado, actividad que la llevó a ser la primera mujer sindicalista que ingresó a la directiva del Comité Ejecutivo de la Central Unitaria de Trabajadores (CUTV); cuando sólo tenía 22 años de edad.

Formó parte de las filas del Movimiento Femenino Venezolano, desde donde exigió derechos equitativos para la mujer y en el seno del Partido Republicano Progresista, batalló por los derechos de trabajadoras y trabajadores. Asimismo, participó y encabezó una diversidad de manifestaciones sociales, feministas y políticas que marcaron precedente en nuestro país.

Dado a sus actuaciones revolucionarias, Eumelia Hernández, padeció durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, represión, allanamientos, cárcel y torturas; sin embargo se mantuvo en pie de lucha, impulsando la creación de distintas organizaciones gubernamentales y no gubernamentales de mujeres e incentivando la incorporación de la mujer a las luchas de la clase obrera.

 

El 17 de septiembre de 1990, falleció la heroína revolucionaria, Eumelia Hernández, quien tras la muerte del dictador Juan Vicente Gómez en 1936, se incorporó a diversos movimientos de mujeres y obreristas para iniciar una lucha por los derechos de la mujer venezolana y de la clase obrera; lucha, a la que se dedicó hasta el fin de sus días.

Eumelia se desempeñó como trabajadora del calzado, actividad que la llevó a ser la primera mujer sindicalista que ingresó a la directiva del Comité Ejecutivo de la Central Unitaria de Trabajadores (CUTV); cuando sólo tenía 22 años de edad.

Formó parte de las filas del Movimiento Femenino Venezolano, desde donde exigió derechos equitativos para la mujer y en el seno del Partido Republicano Progresista, batalló por los derechos de trabajadoras y trabajadores. Asimismo, participó y encabezó una diversidad de manifestaciones sociales, feministas y políticas que marcaron precedente en nuestro país.

Dado a sus actuaciones revolucionarias, Eumelia Hernández, padeció durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, represión, allanamientos, cárcel y torturas; sin embargo se mantuvo en pie de lucha, impulsando la creación de distintas organizaciones gubernamentales y no gubernamentales de mujeres e incentivando la incorporación de la mujer a las luchas de la clase obrera.