Carmen Clemente Travieso

Carmen Clemente Travieso. Pionera del feminismo en América Latina vinculada a muchos acontecimientos políticos e históricos de Venezuela. Notable e insigne caraqueña que luchó por los derechos sociales, económicos y políticos de las mujeres y del pueblo venezolano a lo largo de su vida, periodista, reportera de calle, escritora, investigadora, una osada y valerosa mujer, que se dedicó con compromiso y pasión a difundir por medio de sus escritos y crónicas la realidad de Venezuela, su historia y las biografías de las mujeres que formaron parte importante del pasado del país.

 

Síntesis biográfica

Carmen Clemente Travieso, hija menor de Lino Clemente y Mercedes Eugenia Travieso, bisnieta de Lino de Clemente, un prócer de la independencia, nació en Caracas el 24 de julio de 1900. Su padre falleció cuando ella estaba muy pequeña, por lo que su infancia y la de sus cuatro hermanos mayores, Cecilia, Mercedes, Teresa y Carlos, transcurrió en la casa de su abuela materna, Trinidad Domínguez de Travieso. Se formó en el ambiente urbano de la Caracas de entonces, rodeada por personajes como Andrés Eloy Blnco y Rafael Pocaterra

A principios de 1924, junto a su tía Trina y su hermana mayor Cecilia, viajó a Nueva York. Allí aprendió el idioma inglés, se incorporó a grupos de ayuda a enfermos de lepra y mujeres desvalidas, y trabajó junto con su amiga de infancia, María Juliac, como bordadora del taller de Bucilla Company. En 1927, regresó a Caracas

 

La pasión por el periodismo

 

La primera experiencia periodística de Carmen Clemente Travieso fue después de los sucesos de 1928, a través de la distribución y reproducción de los periódicos clandestinos La Boina y El Imparcial, medios opositores al régimen gomecista. Más tarde en 1932, colaboró en la redacción del periódico comunista El Martillo.

La muerte de Juan Vicente Gómez en 1935 permitió que el ejercicio del periodismo experimentara un tiempo de progreso y auge. En esta época Carmen Clemente Travieso se inicia como articulista en diversos periódicos de Caracas.

En 1942 escribió crónicas para el semanario Aquí, órgano de difusión del Partido Comunista de Venezuela. Luego laboró en Últimas Noticias, donde, junto a Ana Luisa LloveraMaría Teresa CastilloPomponette Planchart y Josefina Calcaño, se convirtieron en las cinco pioneras del reporterismo en Venezuela.

En su labor periodística destacan las crónicas de la ciudad de Caracas que escribió en el diario Hoy que se recopilaron en el libro Las Esquinas de Caracas, así como sus colaboraciones en El NacionalEl UniversalEl HeraldoUnidadEl TiempoFrente Obrero, y en algunas revistas como EliteEstampasPáginas, Alas, convirtiéndose en pionera del periodismo venezolano y de la investigación histórica para los reportajes.

También formó parte del grupo que fundó en 1941 la Asociación Venezolana de Periodistas (AVP) y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) en 1946.

Fue una de las primeras mujeres que se dedicó al periodismo a tiempo completo. A diferencia de las que anteriormente habían seguido este camino, se convirtió en una reportera de calle, no de escritorio, como ella misma llegó a aclarar. Fue una incansable buscadora de noticias en los sectores populares de Caracas, con sus reseñas luchó por los derechos de los grupos menos favorecidos.

La lucha por la causa feminista

En 1935 participó en la fundación de la Agrupacion Feminista, que no sólo se ocupaba de organizar actividades culturales sino también dar una formación política a las mujeres trabajadoras. De allí surgió la creación de la Casa de la Cultura Obrera y de la Biblioteca trina Larralde. La Agrupación Cultural Femenina movilizó y liderizó la lucha de las mujeres venezolanas por el derecho al voto y la lucha por la democracia.

En el diario Ahora, fundado en 1936  escribió el 31 marzo de ese mismo año, su primer artículo feminista titulado “Llamamiento a la mujer venezolana”, en el cual se incitaba a la mujer a que luchara para que sus derechos fuesen reconocidos y respetados. Este texto logró tanta atención que se reprodujo en periódicos del interior del país. Su lucha contra la opresión femenina quedó principalmente plasmada en el diario Ahora, donde durante 10 años dirigió la página Cultura de la Mujer de la Agrupación Cultural Femenina.

Participó activamente (1944) en la campaña de recolección de firmas en apoyo al proyecto de Reforma del Código Civil para obtener el derecho al voto. En esa campaña fue vanguardia y ejemplo para todas y todos.

Ganó la batalla por el voto femenino y en enero de 1945 , en la Asociación de Periodistas de Caracas, fundó con otras mujeres el Grupo Orión, un centro femenino para el estudio e investigación de literatura y arte. De igual manera colaboró con Acción Femenina en la publicación del Correo Cívico (1945-1946), que estaba vinculado a la lucha por el derecho al voto de las mujeres.

En varios periódicos fundó la página de la mujer, donde impulso la celebración del Día Internacional de la Mujer, en nuestro país. Su preocupación por enaltecer a la mujer y por conservar el patrimonio histórico venezolano, la llevó a publicar libros como Mujeres venezolanas y otros reportajes (1951), Teresa Carreño (1953), Las Esquinas de Caracas (1956), Mujeres de la Independencia (1965), Anécdotas y leyendas de la Vieja Caracas (1971), y La Mujer en el Pasado y en el Presente (1976).

El Centro de Estudios de la Mujer, de la universidad Central de Venezuela (CEM-UCV), le rindió honores post-mortem en 1996 otorgándole la Orden  Josefa Camejo; ese mismo año el Instituto Nacional de la Mujer (Inamujer) instituyó la Orden Carmen Clemente que otorga anualmente a periodistas y comunicadoras/es sociales afines a la causa de las mujeres. Otros de estos honores, es la creación en 1997, de la Cátedra Carmen Clemente Travieso en el Colegio la Salle, de Tienda de honda, Caracas (septiembre 1997).

Fue una notable ensayista y una acuciosa investigadora, quien dedicó mucho de su vida a escribir de los momentos históricos en Venezuela, de los hombres y mujeres que con su acción hicieron la patria.

Muerte

La destacada precursora del feminismo falleció en 1983, en la Venezuela que siempre amó.