Min. Blanca Eekhout resaltó el papel de la mujer en el desarrollo de la soberanía alimentaria

Redacción por 
Legna Rivas
el 
Jueves, 07 de Diciembre de 2017

Durante una entrevista realizada al concluir la IV Reunión del Grupo de Trabajo de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) la ministra del Poder Popular para la Mujer y la Igualdad de Género, Blanca Eekhout, destacó que Venezuela ha realizado grandes esfuerzos desde el inicio de la Revolución Bolivariana para que América Latina salga de la pobreza heredada desde hace más de 500 años de coloniaje.

“Nuestro país fue un impulsor de Petrocaribe y el Alba para garantizar esa unidad de los pueblos desde una visión de la diplomacia distinta, la cooperación y el encuentro donde todas y todos podamos avanzar. La Celac es uno de estos espacios para construir la identidad nuestramericana”, indicó.

Aseguró que las mujeres de cada país está luchando por erradicar la violencia de género, por la igualdad y la justicia y por garantizar la soberanía alimentaria. “Cuando la mujer y la familia sale de la pobreza , la sociedad avanza”, expresó.

Asimismo aseveró que el 2018 sera un año clave para América y para la consolidación de los procesos soberanos que se han dado en los pueblos, para asentar la ruptura con los modelos de dominación y para ratificar su libertad e independencia.

En este ámbito, informó además que Venezuela ha sido victima de una guerra económica intensa, desde un ataque internacional sin precedentes a través de acciones terroristas financiadas por agentes externos. “Ante esto el país se volcó a ratificar el camino a la constituyente con una victoria el 30 de julio donde se retomó el camino de la paz (…) hemos consolidado la unidad de la Revolución”, enfatizó.

Recalcó que el presidente obrero, Nicolás Maduro Moros no se rinde ante estos ataques sistemáticos y se mantiene en la defensa de los derechos e intereses del pueblo.

Por otra parte, la ministra refirió ante el escenario que vive actualmente Bolivia. “Este país es un ejemplo de dignidad (…) 500 años esperamos por un presidente indígena que reconociera las raíces e identidad de los pueblos, por eso es de gran orgullo que el presidente Evo Morales continué al frente de este país tan amado por Venezuela”, concluyó.